y tu saludas a Lolita o te quejas de Dolores?

Que tal compañeros, desde la fecha de la firma de nuestro contrato colectivo de trabajo ya ha pasado casi un mes, y en ese tiempo se han dado varios sucesos, el primero al que quiero referirme es al malestar que causó en nosotros saber que tendríamos que presentar declaración anual ante Hacienda este año. lo que me hace recordar aquellos comerciales de TV donde se invitaba ‘saludar a lolita para no recordar a Dolores’  Y según nos informaron todo fue porque la INNOMBRABLE nos consideró a todos los maestros de conalep bajo cierto régimen fiscal, que no puedo precisar porque yo conozco de cuestiones fiscales lo que urías conoce de administración, o lo que el señor OROZCO conoce de relaciones humanas, o lo que Lolita (nuestra lolita de acá de Tepic) conoce de contabilidad.

En fin, que podría esperarse de una fulana que muy apenas recuerda leer y ‘escrebir’ y que presume de psicóloga nomás porque tiene buen tino pa’ ponerle la sal a los frijoles.

Pero eso si, a nosotros nomás nos queda ese trámite pendiente de aquellos meses de mediocridad  y carnaval pero a esta señora debe estársele pudriendo el hígado de por si negro, de tanto coraje por saberse derrotada.

 

Pero mejor pasemos a otro asunto, y ya todo está listo para participar por segunda vez en el desfile del día del trabajo. Recordemos que el año pasado lo hicimos dentro del contingente del IMSS cuando estábamos en plena lucha, y hoy que bien se siente ser tratado con distinción, aquellos tiempos de saludar a la camarita  ya pasó, ya ni siquiera tengo que escuchar de pie las reuniones de asamblea del SITRAD porque nuestro patrón ya hasta nos presta las instalaciones de la escuela. Ya soy docente y no PSP, ya se nos considera el derecho de poder faltar por incapacidad como fue el caso de una cirugía a una compañera nuestra, hoy está en trámite nuestra afiliación al ISSSTE. Todo eso y más hemos vivido de relámpago a partir de unos pocos meses para acá.

 

Todo ha cambiado, incluso el primer día de regresar de vacaciones jaja se me hizo muy chistoso encontrarme con Lolita en la puerta dando la bienvenida a los maestros, jajajaja que hasta me dieron ganas de salir y entrar tres veces para poder creerlo. Ya el pobre de Arturo el frustrado Srio. Gral. Del SUFCONALEP, se la pasa arrumbado por ahí esperando clientes para tomar las fotos de la nueva credencial, y con solo apreciar las fotos de todos mis compañeros frentones, y sin orejas de tanto acercamiento, puedo percibir que Arturo aprieta fuerte los labios para soportar la afrenta de haber cambiado su chamba de ‘correchepe’ para realizar un trabajo mas profesional y acorde a sus labores dentro del plantel.

Ya las damas de compañía de la extinta directora de la ‘ola conalep’ saludan con amabilidad a todos los maestros. Los rostros duro y burlón de Gaytán y Enrique han aprendido a suavizarse cuando tratan con un maestro.

Y no pretendo mostrar odios ni revanchas, para nada, creo que el comentar la diferencia entre lo que era y lo que es, muestra las grandes transformaciones que hemos estado viviendo. Por nuestra parte siempre hemos tenido muy claro cuales fueron nuestras funciones y solo defendíamos lo justo, y tan justo lo era, que se nos fue dado. Lo malo es que a veces la gente no puede entenderlo y toma partido solo porque le envenenan el oído.

Hoy a pesar de todo lo pasado, me da mucho gusto que las cosas estén volviendo a la normalidad en cuanto a las relaciones de compañerismo con todos los administrativos, da gusto entender que es tiempo de darle vuelta a la página y cambiar nuestra actitud. Que entendamos que los maestros necesitamos de los administrativos tanto como ellos de nosotros, porque formamos un equipo de trabajo que habrá de redundar en un buen servicio para nuestros estudiantes, a quienes nos debemos.

 

Fíjense que ayer estando en la sala de maestros leí una nota que invita a reflexionar sobre la lealtad.  Pero por si uno no entendía bien tenía a manera de rúbrica, uno nota dedicada a los traidores que estuvieron aquí y allá.

Y los pobres después de haber servido a dos amos ahora será muy difícil que uno de ellos pueda comprometerse con ellos. La verdad me causan pena y lástima verlos limosneantes arrimarse a los eventos del sindicato. Pero que felices eran cuando besaban el lomo y besaban la zapatilla de la dama negra. Que diferente se les veía, con mirada retadora y actitud socarrona cuando nos grababan y traicionaban con Huerta. Cuanta altivez cuando solo observaban que parecía que nos íbamos en pique. Esos ‘pobre diablos’ ahora andan coqueteando con el sindicato para no quedarse desamparados.

Esos ‘pobre diablos’ tienen que esperar la hora de inicio de las reuniones, solos, aislados en alguna parte cercana al lugar soportando las miradas reclamadoras de todos los compañeros. A esa gente carente de valores les aconsejo que mejor renuncien, antes de que sean echados como se merecen.

Afortunadamente no son muchos, porque el resto nos mantuvimos siempre unidos, eso fue precisamente lo que nos llevó al triunfo.

 

Así es que tenemos bastante trabajo aun, lo es también nuestros dos compañeros despedidos a los que no dejaremos solos, mientras ellos no lo quieran. La lucha dada no la olvidaremos jamás, porque aun no ha terminado, no terminará mientras exista la injusticia. Pero igual habremos de responder con responsabilidad y compromiso en el cumplimiento de nuestras labores.

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *