Enseñaste el cobre o enseñaste el oro.

A propósito de la lucha que nuestros compañeros de Quintana Roo inician, quiero manifestar mi beneplácito y por supuesto todos mis mejores deseos porque pronto puedan estar gozando de lo que por tanto tiempo les han robado en cuanto a derechos laborales se refiere. Muy posiblemente habrán de enfrentar muchos obstáculos, pero con paciencia y sobre todo unidos todo puede lograrse. Muy posiblemente la vida les tiene preparada a otra urías, otro Huerta, otra Marcela a quien habrán de doblegar por la fuerza de la razón y la justicia. Nosotros sabemos de esto y ahora a un año y cacho puedo decir que con nada cambio esta lucha nuestra. Con nada puedo comparar el sabor del triunfo granjeado. SITRAD me ha dado todo, he encontrado entre su gente el calor y el abrigo de quien comparte los mismos anhelos, he encontrado ahí en su corazón las palabras de aliento que solo pueden venir de quien ha sido igual de vapuleado y humillado, entre su gente existe ese algo inexplicable pero que entiendes con ver el pelo encanecido de quien ha encontrado en conalep su forma de vida, al ver los ojillos rodeados de arrugas que fueron formadas año con año entre las aulas de conalep. Y así se han ido formando algunas arrugas mías, hoy ya no llego tan aprisa a trabajar pues mis piernas ya no responden como antes, pesa subir las escaleras que antes subía lleno de energía entre la muchachada que rodeaba los barandales mientras terminaban los recesos. Tal vez mi cuerpo envejeció mas pronto de lo normal en aquellos años grises en que daba lo mismo el lunes que el viernes. Cuando la única ilusión era el inicio del semestre y te entregaban la carga horaria pues de ahí dependía tu familia en seis meses y después…. Y después Dios dirá, “o Huerta”, me decía para mis adentros. Yo soy de aquellos tiempos en que no sabía a nada mirar a tu compañero nuevo cargado de ilusión con el programa bajo el brazo porque había ingresado a la prestigiada escuela conalep, así llegué yo, así me sentía yo. Y poco a poco me convertí en el mismo profe domesticado que todos, ahora mirar al nuevo era solo mirarlo y en los recesos las pláticas siempre eran sobre cualquier cosa menos sobre tu porvenir, tu familia. Y era muy triste que cuando llegaban a tu mente esos pensamientos solo te atrevías a voltear tímidamente hacia las oficinas de OPD o Servicios escolares o formación técnica donde trabajaban los poderosos, los que daban el contrato, los que podías encontrarte en una clínica del ISSSTE o a quien a veces no veías por mucho tiempo y luego te enterabas de que estaba incapacitada por maternidad. A ti, solo te quedaba el gusto de verlos pasar de una oficina a otra, tu no eras trabajador al fin y al cabo. Eras… ‘PRESTADOR’. Y por ser un triste prestador tenías que acudir sumiso a todo lo que se convocara, tenías que regalar todo un día de tu fin de semana y quitárselo a tus hijos. Tenías que callarte lo que se te agolpaba a veces en la garganta. ¿A quien no se le movieron los labios alguna vez en el audiovisual para gritar las injusticias, pero terminaron en el intento? A mi, muchas!! Pero éramos mas de cien voces mudas, estábamos unidos pero en silencio. Hoy me doy cuenta, SITRAD siempre ha existido, nació desde que hubo el primer reclamo colectivo, solo que estaba callado. Desde siempre ha existido la fiereza y la fuerza, solo necesitábamos romper el silencio. Y cuando por fin pudimos unir nuestras voces, los poderosos callaron. Y tuvieron que transcurrir varios meses para animarnos a gritar una palabra que nos había hecho soñar despiertos en todas partes y cada momento, y cuando por fin lo hicimos se enchinó la piel, lo hicimos una vez y las calles de Tepic se estremecieron, y después nadie pudo pararnos, gritamos esa palabra todas la veces que quisimos, lo hicimos para despertar las conciencias de los oprimidos y los opresores. A mi aun me sabe a gloria repetirme a mi mismo BASIFICACION.

¿Que puede comprar tus días de insomnio? ¿Quién podría cambiarte los sueños convertidos realidad? Jamás podrás olvidar tus pasos cargados de cansancio pero tu mente viva a la ilusión. Cuantas noches de tranquilidad perdidas y días de zozobra. Cuanto me has quitado SITRAD! Cuanto me debes! Me has convertido en un revolucionario y un salvaje. No se si mi gente ha enseñado el cobre o ha enseñado el oro, lo cierto es que jamás regresaria a ser aquel ‘profe sumiso y callado’ en medio de la injusticia. Mi puño se ha levantado y soportará así todos los vientos y todas las tormentas, mi puño es invencible a los abusos porque mi puño son centenares de puños juntos, mi puño se llama SITRAD.

No se a quien debo llamar loco si a mi por pensar que tendré algo nuevo o a los otros por mantener robado algo que fue siempre mío.

Me siento raro incluso hablando en pasado, eso fue apenas hace unos días, y si tengo un reclamo para SITRAD fue no haberme permitido poner en la cima de la montaña una bandera… una rojinegra. Sin embargo se la paso, pues estoy seguro que no será esta la unica montaña, despúes ya veremos, las banderas están preparadas, usarlas será cuestión de la situación.

Y hoy es momento de dejar llenar de arrugas nuevas mi cuerpo, arrugas que serán distintas, unas nacidas de la ansiedad, la preocupación y la injusticia y las otras de la tranquilidad que da ver a tus hijos crecer.

Después será momento de escuchar de nuevo la voz de SITRAD inundando las calles de Tepic, forjando con sus gritos nuevas arrugas en los rostros de quienes en paz habrán de ver también a sus hijos crecer.

Rey sin Corona.

Caray!! Quien me lo iba a decir, que yo iba a pertenecer a esa generación de maestros que viviera un proceso tan importante y tan decisivo en conalep, cuando antes era una escuela dormida dedicada a decir si con los ojos cerrados a todo lo que se dijera en conalep, el colegio ya no es el mismo de aquellos tiempos en que recibió a trabajar como maestro a un individuo menos calvo y menos barrigón que ahora llamado CARLOS ERNESTO HUERTA LOPEZ, el colegio ya no es el mismo de aquellos tiempos en que se veía a una Norma Espinosa trabajar como prefecta pegando un grito aquí y otro allá vigilante de la disciplina escolar, donde las faltas estudiantiles se limitaban a no portar uniforme o alguna que otra sacada de lengua, eran tiempos en que resultaba inimaginable que un estudiante se atreviera a organizar una manifestación o portar un gafete reclamando lo justo. Aquellos tiempos en que el maestro era un zombi obediente de los designios de las autoridades aunque fuera la violación de sus derechos YA TERMINO. Aquella escuela donde se respiraba una inmensa paz porque las aspiraciones justas eran acalladas con un despido YA TERMINO, la institución que jamás daba problemas porque siempre trabajaba en silencio porque sus maestros se tragaban las lágrimas ante las humillaciones y se mordían la lengua para no decir una que otra verdad por miedo a no ser contratados YA TERMINO. Esa escuela modelo e ideal con que la lic Norma Espinosa siempre mostraba orgullosa NO VOLVERA JAMAS, atrás quedaron esos recuerdos como instantes llenos de nostalgia en la que solo podrán revivir cuando piensen en ellos, atrás quedaron los tiempos en que Norma Espinosa llegaba a Servicios Escolares extrañadamente ataviada en ropa larga y sin maquillaje a iniciar una etapa vergonzosa en la vida de Conalep. Nadie niega la eficiencia y eficacia administrativa de esta persona, como tampoco es innegable que bajo esta cortina de trabajo se esconde toda la intención de tomar el control absoluto de conalep. Es que resulta tan interesante esta historia que habría que analizar por separado como fueron creciendo los caminos por su parte cada uno y de pronto convergen en un mismo instante y un mismo punto. Por otro lado tenemos el crecimiento del hoy ‘Hombre Fuerte de Conalep’ quien fue llamado a la administración escolar y muy pronto encontró en Norma Espinosa su ‘chica ideal’ no se si la atracción fue física o fue de personalidad o todo a la vez, pero en cuestión laboral, aquí se da también un maridaje porque Huerta al mando de Formación Técnica y Norma en Servicios Escolares ofrecen un futuro muy prometedor para la joven pareja. Y a un tiempo no muy lejano Norma es Llamada a laborar en aquel peldaño tan deseado y mil veces manoseado: las oficinas de OPD, pero esto dejaría un lugar vacante en la naciente dinastía Huerta- Espinosa, así que resultaba muy atractivo invitar a trabajar a la lic. Ángela, y adivinen sus apellidos: ESPINOSA GOMEZ, si! Acertaron: hermana de Norma. Quien, como parte de un movimiento en el ajedrez huertista había sido convocada a dejar su lugar de maestra y ocupar una silla en la administración, así que no resulto nada difícil colocarla en la jefatura de SERVICIOS ESCOLARES, y con esto ya estaba ahora si amarrado todo. La familia HUERTA – ESPINOSA al mando absoluto de Conalep nayarit. Inevitablemente tenemos que recurrir a una de las definiciones que la ley nos marca como NEPOTISMO, que a la letra dice: Intervenir en el nombramiento, contratación o promoción como servidores públicos a personas con quienes tenga parentesco consanguíneo o por afinidad hasta el cuarto grado. Cuando al momento en que el servidor público asumió el cargo o comisión de que se trate, ya se encontrare en ejercicio de una función o responsabilidad pública el familiar comprendido dentro de esta restricción, no existirá responsabilidad;
Asi pues, esta familia estaría cometiendo un delito, al cual sería muy importante darle seguimiento primero en Oficinas Nacionales de Conalep y dejarse llevar hasta donde tope. Sería muy conveniente también investigar en esas mismas oficinas si es posible que un administrativo esté devengando un salario acorde a un puesto determinado y resulta que en la realidad ocupa otro muy distante al declarado.
Las alas de las mafias y manías han sido cortadas en la labor docente, pero aun siguen vivas y con mucha hambre de poder en el área administrativa. Sin embargo esas alas están siendo vigiladas y no permitiremos un solo milímetro de avance hacia nuestro trabajo. Ese hombre medio calvo y más panzón que antes, también está tambaleante por los golpes que dejan las batallas, ya su oficina no huele a la misma prepotencia de antes, hoy huele a respeto y yo hasta percibo el sabor dulzón del miedo. ¿Te estás riendo al leer esto verdad Huerta? Si, te estás riendo, lo se, pero no te estás riendo de risa sino de nervios. Ese respeto y ese miedo lo aceptó Norma Espinosa en aquella grabación en que reconoce su preocupación, porque ‘los maestros nos están ganando’. Claro! Fueron palabras expresadas el sábado 23 de septiembre del año pasado a las 9:51:05 A.M., hoy eso sabemos de sobra ya quedó rebasado.
Que delicia es disfrutar este proceso, realmente me siento muy agradecido con la vida por haber podido coincidir con todos mis compañeros en estos tiempos, en que me tocó participar en una lucha larga pero deliciosa. Con nada se compara disfrutar el momento en que la mujer mas ignorante y malosa es despedida de conalep, de aquel lugar que confundió con un castillo, saludos a usted urias desde el fondo de mi desprecio! Con nada se compara el ver caer a los enemigos de la justicia, en nada se compara ver morir las ideas arcaicas de las dictaduras por el bien de los trabajadores. Nada puedes disfrutar mejor que tu enemigo te tome respeto, aquel que te humilló, que te robó, te quitó horas, y hasta tu trabajo hoy esté derrumbado esperando poner su cabeza en la guillotina. Y, hoy después de tantos años, me pregunto si hubiésemos perdido la batalla al ser traicionados por un maestro del SITRAD llamado CARLOS ERNESTO HUERTA LOPEZ si usted se hubiera quedado en este lado, o tal vez hubiese usted luchado sin parar buscando el bienestar de su familia al lado de ‘su chica’.
Sin embargo el ‘hubiera’ no existe y hoy solo le toca ver su turno en la pizarra para avanzar lentamente a poner su cabeza, donde lo espera un encapuchado que en pro del SITRAD habrá de bajar velozmente la navaja dejando tras de si el negro recuerdo del ‘hombre fuerte de conalep’, el hombre que quiso ser director, el rey… el rey sin corona.

 

¿Por que huele a podrido? -Van saliendo los nacos.

El escombro de lo quedaba de la familia Salazar Urías en conalep, fue sacado a la esquina junto con toda la basura en esta semana, y es que estas odiadas mujeres por la comunidad Conalep, por fin fueron sacados de raiz, como debió haberse hecho desde hace mucho, junto a su naca tía, la sra urías. ¿Que me estoy dejando llevar por mis sentimientos?, No! Tenga usted la seguridad de que los estoy reprimiendo para no decir cosas impronunciables sobre estas sujetas! Yo nomás hablo por lo que todos vivimos y permito que los recuerdos afloren solitos, y así, emocionados como si de una película se tratase todos podemos recordar los tiempo en que estas fufurufas arribistas, dueñas de nada y deseosas de todo, hambrientas de poder y de estrenar tecnología gratis, llegaron a conalep pepenadas de la falda de la aprendiz de psicóloga urías. Todos recordamos a estas criaturas en huaraches deambulando por la escuela, presumiendo un status social ´prestado’ que les dio el poder del servicio público, a las que podíamos ver casi cada semana en las páginas de sociales bajo la sombra de la otrora ‘intocable’ urías. Todos recordamos a Jael viendo por encima del hombro a medio mundo pero con su inseparable chicle al estilo chimoltrufia. Y ¿quien no recuerda las miradas de duquesa de Jael ante los mismos padres de familia sintiéndose dueña de conalep? ¡Cuantos abusos de poder se cometían a diario en aquellos tiempos de la dictadura urías!! ¡Cuantos gafetes de protesta fueron arrancados por esas manos inmundas tan infectas de ignorancia!! ¡Cuánto derroche de prepotencia a través de aquellos radios informantes de urias de todo cuanto se movía en conalep! ¡Y… sabrá Dios cuanto derroche de dinero hubo para satisfacer algún caprichitos de las princesas de los roles postizos!! ¡ Eh laptop que estás en Guadalajara en manos de quien no sabe usarte, cuanto te extraña conalep!! ¡Cuan diferentes son los pasillos de conalep cuando no se les usa de pasarela de modas por aquellas damiselas tan hambrientas de conocimiento, pero tan felices en su ignorancia!! Bien me dicen… “La ignorancia te da felicidad”, lo pude percibir mil veces en las risillas simples que nunca entendieron cuan detestadas resultaban para una comunidad harta de su presencia… Y vuelvo a la pregunta: ¿No te estarás dejando llevar por tus sentimientos?, y vuelvo a meditar antes de responder… No!! Claro que no!! No recuerda usted, aquellos gritos encendidos de un conalep enardecido y encolerizado contra aquellas damas gueras tan culpables de las desgracias ajenas?? Aquel grandioso viernes en que la escuela gritaba a una sola voz “¡F U E R A J A E L, F U E R A J A E L, F U E R A J A E L!” yo todavía lo disfruto… aquel fue el día de levantar la cosecha, ahí pudo comprobar esta inventada prefecta cuanto era rechazada y repudiada! Me pregunto si alguna vez estas personas estuvieron conscientes de cual era su trabajo.

Y recuerdan a Abigael? (perdón, pero no estoy seguro si es Abigael, o Abigail, la verdad nunca me importó, todo es mas importante que ese odioso recuerdo) sentada con pestañas bien emplastadas de maquillaje que me hacia recordar las pestañas de los puercos de mi rancho!! Mirando por encima de la ventana desde su cristal polarizado todo movimiento que fuera digno de informarlo a su bienhechora tía, lista con el desinfectante en la mano, que siempre creí que ella se traía los gorupos de su casa o las pulgas porque de verdad cuando me salía de esa extravagante oficina, siempre salía con comezón. Me imagino que mas de alguno fue víctima de la arrogancia e ignorancia (por supuesto) de esta mujer aprendiz de secretaria, la cual no había un solo oficio donde no pusiera sus metiches ojos. Ahh! Pobrecilla, nunca aprendió siquiera a recibir un oficio, debe ser muy triste tener que trabajar de ‘criada’ cuando no se pudo estudiar una carrera, y no porque ese oficio sea indigno, no! Sino porque estas arribistas al mundo aristocrático siempre vieron muy mal a la gente humilde. Espero que se ‘aigan’ (como dijeran ellas) tomado muchas fotos de aquellos tiempos en que ejercer autoridad era cuestión de desearlo, porque no creo que exista otro lugar donde puedan llevarse el dinero sin hacer nada así tan fácil. ¿Y que decir de las compensaciones inventadas en los sueldos de estas inútiles? (perdón pero si no haces bien las cosas, entonces no eres útil) ¿Qué decir de todo lo que pudieron disfrutar a costillas del esfuerzo ajeno y que no nos dimos cuenta?

Y, Carlos Luna? Jaja Carlos Luna… pobre cuate, nomás no la hizo como maestro, y después se dedicó a ‘pandearse’ por la escuela con una oficina en la que nunca se le conoció un buen desempeño, la misma historia hedienta a carroña y robo. Después se le veía en la oficina del ‘hombre fuerte de conalep’ estrenando nombramiento pa’ desquitar el sueldo.

Pobre Familia Salazar urías, a donde irá tan armada de ambición y andrajosa de saber, tan necesitada de clase y tan rica de naquez. Pobre familia Salazar Urías, que será de ti ahora que ya no tienes los lujos inmerecidos del servicio público? Pobre familia, ojala no ande tras de ti, como es costumbre, todo un desfile entero de vendedores de alhajas, perfumes y chuchería y media, que tu, en medio de la abundancia no supiste administrar.

Ojalá algún día un miembro de ti, Familia Salazar Urías pueda estudiar una profesión para que pueda por fin entender cuan ciegos y equivocados estaba tu prole.

Se va Jael, y ‘Tere’ la Secretaria, y tras de si queda un olor nauseabundo, no se si es el olor que deja lo podrido, o porque queda en conalep un miembro más de aquella ‘familia Burrón’, o tal vez porque Conalep pide a gritos una cabeza más, la cabeza de un hombre traicionero que con su proceder ha escrito ya su destino en conalep. Una familia mas, debe ser encartonada y a la esquina!! Conalep no puede ser dirigido por las mafias, conalep no debe ser manipulado por el poder que da el expansionismo de una familia avejentada en sus oficinas, Conalep necesita sacudirse una vez mas, en conalep no queremos a Norma, Huerta ni Angela como la familia que decide todo lo que debe hacerse.

Finalmente un reconocimiento muy sincero al nuevo director Moisés Corrales Zavalza, quien ha mantenido una postura respetuosa del trabajo administrativo y docente y ha sabido actuar con firmeza y eficacia por el bien del colegio, es muy difícil que pueda darse una comunicación tan estrecha y tan coincidente entre un sindicato y su patrón, y en esta ocasión, es de reconocer la gran labor realizada por el sr. Corrales Zavalza en sus primeros meses al frente de Conalep. Manifestamos desde aquí nuestra gratitud y el compromiso de trabajar juntos en pro de la educación de Conalep y Nayarit. Estamos seguros que las decisiones tomadas pronto habrán de reflejarse en la calidad educativa de nuestro colegio. Sin embargo como organización sindical, estaremos siempre vigilantes del respeto y derecho de nuestros agremiados, ideal que nos ha compartido siempre el sr. Corrales Zavalza.