La clase trabajadora mexicana se juega su última carta

El día de hoy es una fecha muy importante para la historia de la clase trabajadora en México. Por un lado, el SME, harto de esperar una reacción lógica y apegada a derecho por parte del gobierno federal en sus demandas por ser restituídos en sus puestos de trabajo a partir de que fueron, mediante el uso de la fuerza, arrancados de éstos, han decidido el dia de hoy, cambiar su estrategia de lucha y recobrar las instalaciones de la otrora Luz y Fuerza del Centro y que hasta el momento se encuentra resguardada por elementos del ejército mexicano. Paralelamente a ello se esperan manifestaciones de apoyo en todo el país.

No obstante a estos acontecimientos, diversas embajadas, sindicatos y otros organismos internacionales han enviado al gobierno mexicano un fuerte pronunciamiento por lo que ellos consideran una violación a los derechos laborales de los compañeros del SME. Advierte esta carta que tratarán este asunto en la próxima asamblea internacional de la OMT próxima a realizarse. Por otro lado, en Sonora, trabajadores de Cananea, han decidido por fin bloquear la carretera federal que atravieza ese estado y une el centro y sur del país, muy a pesar de que han sido advertidos de que si en un plazo de dos horas, no desisten de su reclamo serán retirados por la fuerza.

Debemos recordar que nuestros compañeros se mantenían en huelga pero las autoridades decidieron terminar las relaciones laborales entre éstos y la patronal. Son momentos decisivos y difíciles los que viven los trabajadores mexicanos. Queda clara la postura del gobierno federal ante las organizaciones sindicales, así como manifiesto el doble lenguaje de quienes tienen en su responsabilidad el cumplimiento de la ley pero por otro asestan los mas duros golpes a los trabajadores. Esto solo puede ser interpretado como lo que es: Una declaración de guerra.