‘Salacadula Salchicomula Bídidi bádidi bu – Tu serás enfermera-‘

Hace poco me llevé una sorpresa, pude ver a Tortoledo aseando los salones como antaño se le veía, pero para quienes debió ser aun mayor la sorpresa son los muchachos pues ellos estaban acostumbrados a llevarse una regañada de aquel prefecto a quien decían se le habían subido las ínfulas por la forma en que según ellos eran tratados. y ahora causa asombro también ver que nuestra flamante enfermera ha teñido su bata blanca de color caqui y cambiado las jeringas por una escoba, lo mismo con Rosa María la otrora encargada de limpieza en Conalep, quien últimamente estaba encargada de la disciplina escolar, y que decir de Sandra, quien deseosa de que le llamasen ‘Licenciada’ al estilo ‘lucastañeda’ del programa ‘chespirito’ no dudó un segundo en aceptar intercambiar su base a cambio de un puesto de confianza, porque era muy prometedor el olor a sobaco que respiraba bajo el brazo protector de urías. Solo nos falta ver al guerito cambiar de puesto para poder acordarnos con mas realismo de los tiempos viejos de Conalep.

Todo esto y mas, mucho mas, fue la herencia de trabajo de una señora que confundió el gasto de Conalep con el chivo de su gasto familiar. Pues al no tener experiencia en la administración pública pensó que no sería ningún problema, y lo mismo que en el hogar las amas de casa a veces se escapan un billetito para regalarse un ‘antojito’, la señora urías debió haberse escapado sus billetotes pues al momento de dejar Conalep, había una diferencia de casi DOS MILLONES DE PESOS. Pero todo esto pronto podremos comprobarlo, pues ya solicité, -con el derecho que todo ciudadano tiene- la información documentada sobre la actuación de urías en la administración de Conalep, solo es cuestión de esperar los tiempos pertinentes.

En fin, ahora podemos ver que la mayoría de esos puestos que fueron creados bajo la melodía de ‘Salacadula Chalchicomula Bíbidi Bábidi Bu’ no existen y de pronto podemos ver que no se trataba de un lacayo sino de un ratón, y el lujo de aquel carruaje no es mas que escobas y recogedor. Me pregunto que pasó con el Ada de la varita que creó todo esto, pues desde que corrió despavorida antes que le tronaran otras doce veces los dedos no se ha vuelto a ver, y de lo único que estoy enterado es que continúa leyendo ésta su página favorita desde algún lugar de la Mancha, que aunque no quiera acordarse siempre la perseguirá al recuerdo de la gente a la que tanto dañó como fue el caso del joven estudiante Aparicio, quien fue víctima de un secuestro gracias al apoyo de urías.

En Conalep habrá de pasar mas tiempo para que se vayan enderezando poco a poco las cosas que urías dejó jorobadas, pero es un buen inicio, el señor Moisés Corrales ha demostrado a la fecha su experiencia en la cuestión de administración pública, Hoy Conalep es distinto, ya no saludo a las camaritas, ya no me siento perseguido por las miradas asesinas de quienes fueran incondicionales de urías, y hasta puede bajar Olga -nuestra querida compañera- a la explanada para que la saludemos. Hoy ya no es delito que un administrativo platique con un maestro. Se puede saludar al director, Ya no hay ‘Olas Conalep’ en los honores a la bandera, tenemos mobiliario nuevo en la oficina del sindicato y que provisionalmente funciona también como sala de maestros, pero sobre todo hoy como maestro me siento valorado.

Pero decía que aun faltan muchas cosas por cambiar en Conalep, aun hay asignaturas pendientes, por cierto por ahí me enteré que la tiendita escolar fue licitada, sin embargo aun puedo ver a las mismas personas despachando, será cuestión de informarse mejor para no hablar sin fundamento, porque pareciera que me meto en cosas que no me importan pero todo esto afecta de manera directa el buen funcionamiento de nuestro colegio, y por poco que se ahorre diario se puede, al final de seis años de administración juntar un capital importante.

Por nuestro lado estaremos siempre mostrando los aciertos y también las debilidades, como hasta el momento lo hemos hecho sin importar a quien pueda molestar, el trabajar bien siempre habrá de llevarnos al logro de nuestros objetivos, se trata de hacer un gran equipo por el bien de nuestros estudiantes con quienes tenemos la enorme deuda de mejorar aun mas las cosas, pero no será esto posible bajo un ambiente de humillación e injusticia, somos un sindicato comprometido con nuestra labor y hemos comprobado a través de nuestros egresados, aun bajo condiciones infrahumanas que somos gente capás y entregada, pero también SOMOS UN SINDICATO DE LUCHA cuando creemos que tenemos la razón, también sabemos salir a las calles para gritar y nos pintamos el rostro de guerra hasta por treinta minutos de receso, sacamos mantas, volanteamos y marchamos. Pero cuando se está dentro de un aula, se está en un lugar sagrado.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *