Conalep, fuente creadora de sindicatos.

México se encuentra actualmente inmerso en el gran embudo de la desorientación, compartiendo con el resto de los países la enorme disyuntiva presentada en charola de si se debe aceptar o no la ‘globalización’ y de si es como se dice, la solución que viene del nuevo mundo para muchos de nuestros problemas.

  

     Y como si de souveniers de cortesía se tratase, empezamos a resentir los primeros regalos que estos vientos modernos nos traen desde el norte y desde el viejo mundo. Ya nadie quiere escuchar siquiera la palabra ‘sindicalismo’ aun cuando sea nadie quien la aclame y sea invocada por las mentes inocentes  de los patrones. Y en mucho tienen razón, pues a decir verdad los sindicatos, como en la iglesia o la política y en muchos otros terrenos, se han destacado por una mala organización dejando al descubierto casos de corrupción enquistados en sus estructuras permitiendo con ello la aparición de mafias en perjuicio de sus trabajadores.

 

            En México, el término ‘sindicalismo’ es sinónimo de holgazanería, paros laborales o huelgas injustificadas, y es por ello que la tendencia va encaminada a lograr su extinción a como de lugar, sin embargo en vez de buscar los acuerdos necesarios para establecer un equilibrio en las formas de trabajo y rendimiento en el interior de las empresas, los patrones, con la excusa de tener a su cargo gente no sindicalizada y por consiguiente desprotegida, aprovechan la ganga para explotar a sus trabajadores imponiéndoles en la mayoría de los casos condiciones de trabajo que rayan en la inhumanidad, como obligarlos a trabajar mas de 8 horas, salarios muy bajos, no gozar de vacaciones, ni servicios médicos, seguridad social, etc.

 

            Nayarit, lo mismo que en política (Alejandro Gazcón Mercado, 1970), ha dado muestras ejemplares de heroísmo y valentía en la defensa por los derechos de sus trabajadores, no olvidemos la intervención del Prof. nayarita Esteban Baca Calderón en la huelga de Cananea, la primera en el país. O la huelga de la fábrica Textil en Bellavista como una de las pioneras en defender lo que por ley corresponde.

 

            Y aunque pareciera la escena de una gran función teatral, en estos inicios del siglo XXI, en Av. Conalep no 1 en Tepic, y en domicilio conocido, la Peñita de Jaltemba, Nayarit, se encuentran dos guaridas donde vergonzosamente aun se puede ver los restos de la escoria y la miseria humana.

Paradójicamente, se trata de dos centros escolares donde casi desde su creación se han mantenido en los primeros lugares como una de las mejores escuelas a nivel estatal y nacional en calidad educativa y por mucho que se quisiera repartir el premio, la calidad y competitividad de un alumno dependerá en gran medida del alumno y sus maestros.

 

            Acaso por tratar caprichosamente de quemar todo lo que huela a sindicato se quiera tratar a los trabajadores como esclavos o animales de provecho personal dando de comer las sobras de la mesa, olvidando estúpidamente que gracias a que el asno puede cargar y soportar los malos tratos de su amo éste puede comer  y presumir después lo bien cargado o lo bien derecho de los surcos.

 

            En conalep Nayarit, desgraciadamente, carecemos de los mas elementales servicios sociales y como ejemplo se dio el caso de una maestra que irónicamente en el dia internacional de la mujer y a escasos días del alumbramiento, sufrió de insultos, gritos y humillaciones solo por solicitar atención debido a su estado, pues en Conalep, si eres mujer y decides aceptar la oferta que la naturaleza y Dios te dan de tener un hijo, debes primero renunciar a conalep, pues no te darán ningún trato especial porque ‘estar embarazada no es estar enferma’ o ‘ que tu otro empleo se haga cargo de ti’  y por ejemplo si tienes el infortunio de sufrir un accidente deberás arreglártelas como puedas y tu cartera y tu familia tendrán que padecer las consecuencias, independientemente de los gastos que tengas que hacer por tu estado de salud.

 

            Otro caso, en el plantel de La Peñita por ejemplo, si tienes una ‘hora muerta’ no puedes estar en el interior del colegio, así que para no ‘dejar las pulgas’ sobre el sillón, deberás ir a ‘ver si ya puso la puerca’ al centro o a algún parque mientras se llega tu tiempo y eres nuevamente digno de estar en la escuela.

 

            O por ejemplo, deberás acudir muy bañadito los sábados o cualquier otro día que se te convoque para realizar actividades que no están contempladas en tu ‘contrato’ y deberás imaginar que tu torta y tu refresco que te dan como pago, hablan y te dicen ‘gracias maestro, eres muy valioso’, si no vas, no vaya a ser que alguien no se acuerde de ti al integrarse el nuevo semestre. Esto pasa y/o sucedió por mucho tiempo.

 

            ¿Y que pasa si tu hijo se enferma? ¿si te haces viejo? ¿si no tienes casa?, ¿debes robar acaso, en un intento desesperado por salvar la vida de los tuyos? ¿Debes pedir limosna en la puerta de una iglesia? ¿o tirarte a la basura porque ya no sirves?

No pretendemos que nos regalen nada, solo queremos que alguien pueda tenernos confianza para darnos un crédito y tener una casa, solo queremos ir abonando quincenalmente el pago de nuestra salud, solo queremos hacer una alcancía para cuando estemos viejos….?  ¡Solo queremos ser tratados como humanos…!

       He aquí la disyuntiva, no podemos generalizar por la conducta negativa de algunas organizaciones sindicales, porque si así fuera entonces ¿por qué acudimos a misa a sabiendas que últimamente de conocen mas y mas casos de pederastía en la iglesia católica? o ¿ Por que votar por cierto candidato si proviene de algun partido político involucrado en casos de corrupción?, lo hacemos por que no podemos homogenizar las conductas perversas de quienes, movidos por la ambición, olvidan a quienes representan, pero eso no significa que debamos tirarnos al olvido y el conformismo de vernos padecer abusos y seguir inmunes solo porque hay quienes abusan del poder.

 

            En contraste, no debemos olvidar que los sindicatos fueron creados por los mismos patrones, como la única forma de hacer frente a la tiranía y la explotación.

Vaya pues, este último párrafo dedicado a nuestra madre, a quien nos creó, a quien nos dio la vida, a quien nos ha alimentado, a quien nos guía y fortalece, a quien día a día hace que en SITRAD nos veamos como una gran familia persiguiendo un mismo fin, colegas de profesión y de explotación. Nunca, nunca habrá las palabras reales que puedan expresar esa gratitud, gracias, mil gracias ADMINISTRACION CONALEP!!

Be Sociable, Share!

3 pensamientos en “Conalep, fuente creadora de sindicatos.

  1. EL PRESENTE, VA EN RELACION AL ULTIMO MENSAJE DE ESTE APARTADO, EL DEL DIA 7 DE ABRIL.
    COMO SE DEJA VER QUE LA PERSONA QUE LO ESCRIBIO, NO TIENE NI LA MAS MINIMA IDEA DE LO QUE EN REALIDAD ES EL SINDICALISMO, SU ESCENCIA Y SU RAZON DE SER, LA DEFENSA DE LOS DERECHOS MAS ELEMENTALES DE UN TRABAJADOR, ES VERDAD QUE LAMENTABLEMENTE SON VARIOS SINDICATOS A NIVEL LOCAL Y NACIONAL LOS QUE HAN CONTRIBUIDO A LA DISTORSION Y MALA INTERPRETACION DEL MISMO, Y PARA PRUEBA UN BOTON, EL SNTE Y EL DEL SEGURO SOCIAL ENTRE OTROS, PERO NO HAY QUE OLVIDAR EL DICHO QUE DICE: “EL LEON CREE QUE TODOS SON DE SU CONDICION”.

    CREO QUE ESTE SINDICATO ESTARA REGIDO POR SUS ESTATUTOS, MISMOS QUE DESCONOZCO POR SER AJENO A LA INSTITUCION, Y MISMOS QUE CREO QUE LA PERSONA QUE ESCRIBIO EL ANTERIOR COMENTARIO DESCONOCE TAMBIEN, NO CREO QUE ESTOS ESTEN PARA SOLAPAR HOLGAZANES Y BUENOS PARA NADA, ASI ES QUE INVITO A ESTA PERSONA A QUE PIENSE UN POCO, UN POQUITO NADA MAS, EN LAS BARBARIDADES QUE ESCRIBE, PUES CONSIDERO QUE VAN EN CONTRA DE TODO LO YA ESTIPULADO Y ESCRITO AL RESPECTO.

    POR LO QUE A MI RESPECTA, SEÑORES DOCENTES TIENEN TODO MI APOYO, Y LOS INVITO A QUE NO CLAUDIQUEN EN SU LUCHA, TODOS TENEMOS DERECHO A OBTENER MEJORES CONDICIONES DE TRABAJO LAS CUALES NUNCA SERAN SUFICIENTES, POR LO QUE SIEMPRE DEBERAN ESTAR EN PIE DE LUCHA, PERO DEMOSTRANDO QUE NO SERAN OTRO MAS DE LA LISTA, FELICIDADES Y ADELANTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *