HAY QUE OLVIDAR LO QUE NOS OFENDIMOS, Y HACER DE CUENTA QUE HOY NOS CONOCIMOS…

Que tal señor OROZCO, le saludo de nuevo, esta vez muy contento (espero no sea llamarada de petate) por los compromisos que se acaban de establecer entre parte directiva y sindicato, ya ve?, que le costaba? Es solo cuestión de un poquito de voluntad.

Pero mire, solo me gustaría hacerle algunas pequeñas observaciones, de ninguna manera fue nuestra intención denostar su imagen, me parece que para decir la verdad no necesariamente se tiene que ofender, y acepto que los escritos han estado fuertes, pero también acepte que tenia que ser así, LASTIMAR A NUESTRA BASE ES MUY DELICADO PARA SITRAD y jamás permitiremos ser tratados de manera injusta.

Pero bueno, este escrito tiene la finalidad de corresponder a ese espíritu de participación, le decía que me alegra y mucho que se haya dialogado, nada mejor para solucionar los grandes conflictos, pero mas me agrada saberlo comprometido!!

Y RECIBA A CAMBIO NUESTRO COMPROMISO DE COADYUVAR A ELEVAR LA CALIDAD EDUCATIVA de nuestro conalep, nuestra gente es sana y muy capaz, lo ha demostrado cada vez que se tiene la oportunidad, no pretendemos de ninguna manera abusar de los privilegios de un sindicato y escudarnos en sus enaguas para cometer tropelías en contra de nuestra fuente de ingresos, quiero manifestarle que tenemos atornillado a nuestro cerebro y corazón nuestro lema UNIDAD, TRABAJO Y EXCELENCIA, y me parece que no hace falta hacer de ello una poesía para enaltecer esos valores, lo hacemos cada día, TODOS NOS HEMOS MANTENIDO UNIDOS, TRABAJANDO SIEMPRE, TENIENDO COMO META LA EXCELENCIA  AUN EN CONDICIONES ADVERSAS, hemos demostrado nuestro profesionalismo y guardado nuestras mantas tras los treinta minutos para regresar a las aulas. Y ese profesionalismo y esa entrega es lo que le podemos ofrecer, resulta absurdo suponer que nuestra actitud sea contraria si una parte de nuestra vida se llama CONALEP, ahí tenemos entre sus aulas tiradas nuestras canas, y mucha gente nuestra ha visto nacer y madurar generación tras generación, y han hecho de sus alumnos sus amigos, han llorado y aprendido con ellos, se han enfadado, alegrado y crecido con ellos. Y todos los posibles sinsabores pasados durante el semestre se olvidan cuando se llega el día soñado de esperar un aplauso el día de la clausura para recibir la mención, el reconocimiento ahí de pie en medio de la sociedad en un teatro a reventar. ¿Cómo suponer que no estamos comprometidos con conalep? ¡Solo el que no es maestro no puede verlo con los mismos ojos!!

Por supuesto que debe usted esperar de nosotros el trabajo, la entrega, el esfuerzo. No podemos hacerlo de otra manera. es mas, de ser posible haremos a traves de esta vía nuestras propuestas para que nuestro conalep 257 pueda crecer aun mas.

Pero debe usted comprender señor OROZCO, que así como somos gente de trabajo, también somos gente que sabe defenderse, y no lo pensará dos veces si de nuevo, nos sentimos agraviados por la intolerancia de quienes confunden el servicio público con el autoritarismo.  No fueron falsas nuestras palabras de mantenernos prestos! Sin embargo creo que estará de acuerdo conmigo que las descalificaciones y los ataques a nadie conviene, debemos ambos, hacer de lado este tipo de conflictos y centrarnos cada uno en hacer bien nuestro trabajo. Y como estoy seguro que si está de acuerdo conmigo, entonces, adelante señor OROZCO, SITRAD le cede el paso de cortesía.

Que tenga buen día.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *